Soy de ese tipo de personas que realizan listas para valorar pros y contras cuando quieren tomar según que decisiones. En este caso que os planteo, os quiero dar 5 razones para hacer una pintura decorativa en la pared, en lugar de colocar un papel o vinilo.  Muchas veces pensamos como solución para vestir nuestras paredes, o dar ese toque personal, un bonito papel o vinilos que están tan de moda, y esto está bien, es una buena opción, lo único que antes de lanzarte a la búsqueda o a la instalación de estos, tengas en cuenta ciertos temas.

En este post quiero enumerar  5 ventajas de un mural pintado a mano  en lugar de un papel o un vinilo. Sólo se trata de una reflexión a valorar, obviamente tú decides.

5 Ventajas de los murales pintados a mano:

1ª Ventaja. No hay juntas. El una pintura mural, se pinta directamente sobre el muro. Es la pieza completa, no hay cortes. En un papel, por muy bien que se coloque siempre existirán juntas, y estas juntas con el paso del tiempo es probable que se vayan levantando en algunas zonas, o en el caso de un vinilo que este se despegue.

2ª Ventaja. El diseño y la composición. En un mural pintado los elementos o detalles que lo forman están pensados para ese espacio en concreto, es decir, es probable que una zona se quiera cargar con más detalles  y que otra zona,  quede más despejada por que nos interese por algo, quizá colocar un mueble delante, o una lámpara… La posición de los dibujos, la estructura está pensada para el espacio, tiene movimiento y encaja con el resto de objetos. En un papel el rapport de repetición o los detalles de este, tocan donde tocan.

3ªVentaja. Un mural es para siempre. Estará toda la vida a no ser que nos cansemos o que ocurra un accidente. Lo tendremos en perfectas condiciones  siempre. Pasará de generación en generación. En el caso de un papel o vinilo digamos que nos durará unos pocos años, y si los dejamos algunos más estarán en condiciones regulares.

4ªVentaja. Un mural es exclusivo, no hay otro igual. Como decía al estar pensando  para cada espacio, para cada personalidad no puede haber dos iguales. Detalles, composición y diseño tienen un motivo y es un placer ir descubriendo esa particularidad que forma parte de esa obra. En los detalles se encuentra la diferencia.

5ªVentaja. No por ello la menos importante. Una pintura mural, un trampantojo, o trompe- l’oeil tiene una connotación artística que la otra opción carece. Ver una pincelada directa en la pared es mágico, no tiene nada que ver, es Arte.